Colapsar/descolapsar
Buscador
cerrar

¿Quién teme a los Bitcoins?

Escurridiza, irrecuperable y casi anónima... Los últimos ciberdelitos le dan fama de mala a la nueva moneda virtual. En realidad, es un medio de pago mucho más fiable de lo que creemos. Vamos a verlo. 

Isabel García Méndez
Imprimir

¿Quién teme a los Bitcoins?

Viernes, 12 de mayo de 2017. Miles de ordenadores en todo el mundo son bloqueados por un virus informático conocido como WannaCry que, en menos de 12 horas, deja inutilizados más de 150.000 sistemas en más de 100 países. Para liberarlos, el hacker pide un rescate en bitcoins. Aunque este no es el único caso, sí es el más impactante y el que ha puesto en el disparadero a la moneda virtual por excelencia. Y, por desgracia, también el que de nuevo alimenta la leyenda urbana de una cibermoneda asociada a la ciberdelincuencia. La realidad es que no es el culpable de los ciberataques sino una herramienta más, que además nunca ha sido hackeada. Pero, ¿sabemos en qué consiste?

¿Qué es?
La cibermoneda por excelencia
El bitcoin es una moneda virtual (no la única) creada en 2009 por un personaje anónimo y misterioso al que se conoce como Satoshi Nakamoto. A diferencia de cualquier otra divisa conocida, no pertenece a ningún lugar y es, además, convertible a cualquier moneda en vigor. “El bitcoin posee varias características muy interesantes una de las cuales es que tiene una emisión finita de monedas, que es aproximadamente 21.000.000 bitcoins. Además, el creador dio con la llave para eliminar la necesidad de una tercera parte que garantice la autenticidad o valor de esa moneda: es la tecnología conocida como BlockChain, una cadena de bloques que acumula todo el historial de transacciones. Esto significa que hay una contabilidad pública para saber exactamente dónde está cada uno de los bitcoins que existen, por lo que no se puede mover un mismo bitcoin a dos sitios a la vez”, explica Miguel Nogales, fundador de Queesbitcoin.info  y cofundador de Forobits.com y de Reyesdelchollo.com. Resumiendo, es una moneda segura y validable mediante criptogramas, no sometida a protocolos centralizados ni a autoridades gubernamentales, es finito y, con las medidas adecuadas, prácticamente infalsificable.

¿Cómo funciona?
Doble clave
Las transacciones con bitcoin son P2P,
es decir PeerToPeer o, coloquialmente hablando, de tú a tú. Así que la garantía, la seguridad de la operación y las comisiones la conceden los propios usuarios y el valor de la moneda la determina la ley de la oferta y la demanda. Para poder operar con bitcoins solo necesitas crearte tu monedero virtual, que te proporciona una clave privada que está asociada a una clave pública. La clave pública se puede trasmitir como si fuese una dirección de mail, pero la privada ha de ser secreta y guardarse bien porque es la que se utiliza como firma digital. Para crear el monedero, existen varias aplicaciones tanto para IOs como para Android, como MyCelium, Trezor, Electrum, Bitcoin Core, Exodus o Armory, entre otros. Incluso puedes tener un monedero de papel, en el que guardes los códigos QR asociados a las claves. En cualquier caso, como recomienda Nogales, lo mejor es “empezar con cantidades pequeñas e ir familiarizándonos”.

¿Es seguro?
No se puede falsificar, pero sí desvalorizar
A pesar de las suspicacias que genera, el bitcoin es hoy una de las monedas más seguras que hay porque es prácticamente imposible de falsificar y de descifrar. Funciona como dinero en efectivo, de manera que si pago con bitcoin no puedo recuperar el dinero, a no ser que me lo reembolse el destinatario. La mayor inseguridad asociada al bitcoin es su extrema volatilidad (sus valoraciones varían a lo largo del día) y la ausencia de un organismo regulador y centralizado. La mayor precaución es mantener a salvo la clave privada, porque es el único medio que tenemos para acceder a nuestro dinero, “con bitcoin, tú eres tu propio banco, eres el único responsable de tus ahorros y no existe nadie a quien puedas reclamar ante una eventual pérdida o robo de llaves o clave privada”, concluye Nogales.

02bitcoins2_

El precio fluctúa y ha llegado a alcanzar los 3.000 dólares

¿Cuánto vale un Bitcoin?
Una opción cotizadísima
Su valoración varía constantemente porque cotiza las 24 horas de los 365 días del año, por lo que fluctúa de forma continua. En noviembre de 2013, por ejemplo, había superado los 1.000 dólares y en febrero de 2014 perdió la mitad, quedando por debajo de 500 durante muchos meses. Aceptado este peligro, lo cierto es que en los últimos tiempos ha seguido una línea ascendente mantenida en el tiempo. Hoy está disparado: de media, ronda los 2.500 dólares (2.234 euros), aunque hay momentos, como a finales de julio, en que acarició los 3.000 dólares (2.679 €). Desde que arrancó el 2017 se ha revalorizado un 185%, pero desde el 2010, al poco de su fundación cuando cotizaba 8 centavos de dólar, la revalorización ha sido superior al 20.000%. Ahora mismo está viviendo máximos históricos auspiciado por la inestabilidad económica de algunos países y por la aceptación como medio oficial de pago en otros, como Japón. Este incremento ha alertado sobre una posible burbuja.

¿Cómo comprar bitcoins?
Tres caminos para adquirirlo
Hay tres caminos para hacerse con bitcoins: cambiarlos por dinero real, como cualquier intercambio de divisa; ofreciendo servicios o productos a través de bitcoin (es decir, una transacción pura y dura) o por medio de minería. La minería, en esencia, consiste en ‘prestar’ parte de los recursos del ordenador para resolver problemas matemáticos extremadamente complejos y que, normalmente, son los que contribuyen a validar las operaciones con bitcoins. Cada vez que se realiza una operación con bitcoins se crea un registro en una lista llamada ‘bloque’ (dentro del blockchain, cadena de bloques). El trabajo de los mineros es detectar esas transacciones y anotarlas para garantizar
que un bitcoin no es usado simultáneamente en dos operaciones.

¿Cuáles son las páginas más adecuadas?
El mercado de moneda digital
Las páginas web más grandes se encuentran en Estados Unidos, Alemania o Inglaterra, pero de entre todas las que hay y que se pueda operar desde España, “las únicas que no han tenido nunca un problema de hackeo público son Coinbase (en el que invierte BBVA) y Kraken. Eso sí, ambos mercados piden verificación de identidades y demás trámites antiblanqueo de capitales”, recuerda Nogales. Otras webs interesantes son CoinCorner, Etoro, Bitstamp, Bitfinex o BTC, entre otras. La mayor parte de las webs para crear monederos también ofrecen la compraventa de bitcoins y recuerda que también existen cajeros automáticos. En cualquier caso, es importante entender que, mientras no tengas los bitcoins confirmados en la cartera, no son tuyos.

¿Dónde comprar con Bitcoins?
Un escaparate que se amplía constantemente
Cada vez hay más empresas y servicios que ofrecen la posibilidad de pagar con bitcoins y están en todos los sectores: desde el turístico, con Expedia y Destinia a la cabeza, hasta el inmobiliario, con Altamira21 o Cantabriarusticae.com, por ejemplo, pasando por el sector de las mascotas (como Telepienso) o el deportivo, como Deportespineda, o el retail puro y duro, con Amazon como estandarte. Y la lista no deja de aumentar.

¿Por qué hay tanta desconfianza hacia ellos?
Suspicacias no tan justificadas
La mayor desconfianza sobre los bitcoins procede de su propia naturaleza como moneda descentralizada, sin organismo que lo controle. Eso hace que ni los propios gobiernos tengan ninguna posibilidad de supervisarlo y especular con ello, algo que no gusta a las autoridades que a menudo se han encargado de esparcir bulos sobre sus garantías o su inviolabilidad. Sin embargo, la realidad es que, “cuando se han pirateado grandes cuentas o empresas relacionados con bitcoin, en realidad lo que se ha visto comprometido es la página web detrás de esos fondos no la moneda”, señala Nogales. Aunque el anonimato que proporciona ha favorecido su uso en operaciones delictivas y en el internet oscuro, lo cierto es que, como insiste Nogales, “bitcoin está muy lejos de preocupar a los gobiernos por relacionarse con actividades ilícitas, pero sí que preocupa por que es un dinero que ellos tienen muy difícil controlar”.

¿Sabías qué?
Algunas curiosidades
Sobre quién es Satoshi Nakamoto se ha especulado mucho. Primero se adjudicó la identidad a un japonés, luego a un californiano hasta que finalmente, en mayo de 2016, saltó la noticia de que detrás de esta figura estaba el australiano Craig Wright, quien aportó pruebas bastante concluyentes al respecto, aunque, como es lógico en este tipo de cuestiones, muchas personas dudan aún de que esto sea así.
Wikileaks pidió que las donaciones con las que financiaron la web fuesen a través de bitcoins para impedir que se conociese la identidad de sus donantes.
La alta volatilidad de la moneda ha provocado anécdotas como la del estudiante noruego Christopher Koch, quien en 2009 compró el equivalente a 27 dólares y se olvidó de ellas. Cuando la gran subida de 2013 se acordó de su pequeño tesoro y se llevó la sorpresa de que habían alcanzado un valor cercano a los 900.000 dólares.
Cada vez hay más criptomonedas, algunas están teniendo mucho éxito, aunque su cotización no sea tan elevada, como por ejemplo, Litecoin. Otras cibermonedas son Namecoin, Ripple, Peercoin, Primecoin, Ethereum o IOTA... Aunque, es justo reconocer, que no tienen ni el alcance ni el glamour que ha conseguido mundialmente el protagonista de este reportaje.

Categoría: Business
Ver más articulos