EGO
Buscador

El viaje gastronómico con más estrellas Michelin del mundo

La parada madrileña de “The Grand Journey 2.0” toma la sabrosa forma de un menú de seis estrellas. Estará hasta finales de semana y hemos sido los primeros en probarlo.  

Andrés Galisteo

Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

El viaje gastronómico con más estrellas Michelin del mundo

Tres chefs, seis manos, seis estrellas Michelin, cinco días. Este Gran Viaje gastronómico, iniciativa que retoma por segundo año Bombay Sapphire, recala en la capital española y junta por primera vez a María Marte (El Club Allard**), Javier Aranda (La Cabra* y Gaytán*) y Ramón Freixa (Ramón Freixa**) en un espectacular periplo para degustar con los cinco sentidos.

Nunca mejor dicho. La sede del Palacio de Neptuno es desde hoy un andén desde el que parte un enigmático tren con destino final a la destilería de la marca, Laverstoke Mill. Tranquilos, no hace falta documentación, tan solo ser los afortunados en tener uno de los escasos billetes que se reparten a través de las redes sociales. Con él, el acceso a esta experiencia culinaria y tecnológica está garantizado.

THE GRAND JOURNEY (17)

El viaje no es real, pero como si lo fuera. El vagón donde todo ocurre alberga un show audiovisual que nos lleva de Madrid a Reino Unido a través de exóticas paradas. Todas ellas tienen algo en común: los botánicos con los que se elabora este destilado. Todas ellas se reflejan en los distintos pasos de un exquisito menú elaborado por estos cocineros y maridado con los cócteles  de Santiago Dorado, del restaurante Benarés, otro figurón, en este caso, tras la barra.

TGJ 2.0 CÓCTELES (6)

Primera parada: La Toscana

En Italia, en esos paisajes que se divisan a través de las ventanas del tren, se recoge el enebro, ingrediente en el que María Marte basa su aperitivo, incorporando las bayas a una anguila ahumada  con carpaccio de fresas, rocoto y nube de coco blanco. De allí nos vamos a Marruecos para un “entreplato” que no es otra cosa que un cóctel con un aire de cilantro servido a modo de té moruno.

APERITIVO BY MARÍA MARTE (2)

De China llega, humeante, el regaliz, recolectado a mano, y con cuyo aroma seguimos viajando hasta Murcia, sí, de donde provienen las pieles de limón que acompañan al plato de Javier Aranda, unas exquisitas quisquillas de Motril con aguachile de ortiguillas, otro guiño viajero del chef a México.

PRIMER PLATO BY JAVIER ARANDA (3)

La raíz de lirio, un botánico más, llega en formato líquido desde Florencia. Se bebe en un cáliz que contiene, además, notas amargas de pomelo y Saint Germain y un intenso final de aceite de oliva picual, uno de los combinados más ricos de la velada.

Los granos del paraíso, una suerte de pimienta africana, vienen desde Ghana para limpiar y preparar el paladar de cara al principal de Freixa, un meloso de pato “a la royale” con piedra de almendra (“una similitud con las piedras de granito junto a las vías del tren”, según el cocinero) y erizo de mar, una deliciosa combinación de mar y montaña.

PRINCIPAL BY RAMÓN FREIXA (3)

Otra pimienta, en este caso la cubeba, compone un cóctel con protagonismo del café de Etiopía y la canela india, y nos pone a punto para el postre, de nuevo a manos de María Marte, un cremoso tibio de chocolate, helado de pecana, hueso de albaricoque rojo de temporada, tierra de café y raíz de angélica (el último en la lista de botánicos, procedente de los bosques de Dresde) y brotes frescos de menta y salvia.

POSTRE BY MARÍA MARTE (7)

Concluye el trayecto, salimos del tren y nos reciben en la meta, en la destilería, con un buen gin tonic. Unos pasos más y estaremos de nuevo en la calle Cervantes de Madrid. No nos hemos movido de ahí pero hemos recorrido medio mundo con todos los sentidos, con la innovación culinaria y tecnológica de esta ruta de esencias y sabores sin precedentes. 

Categoría: Gourmet

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos