EGO
Buscador

De cañas con Jesús Castro

“Me gustan las rubias muy frías”. No ha sido fácil pero hemos conseguido sacar a Jesús Castro de las playas de Cádiz con la única excusa de tomarnos unas cervezas juntos, en Manzana Mahou 330, donde catamos las mejores espumosas de la marca madrileña. Un “planazo” que nos sirve para descubrir a Rafa, su personaje en la serie ‘Perdóname Señor’, un primo hermano de El Niño que le ha puesto delante de Paz Vega. ¿Será por eso que está más en forma que nunca?

Iván Iglesias

Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

De cañas con Jesús Castro

¿Cómo es eso de llevarte a Paz Vega a rodar en casa?

He terminado hace tres semanas el rodaje de ‘Perdóname Señor’ y ha sido una experiencia impresionante. Ya había estado trabajando en Almería y en otros puntos de Andalucía pero, estar en Barbate, en Vejer, en los Caños… ha sido una experiencia única que espero volver a repetir aunque sé que es muy difícil y por eso la ha disfrutado como si fuera la última.

 ¿Te ha recordado a tu primera experiencia en el cine?

Sí, había muchas similitudes en el rodaje, incluso hasta un helicóptero. Había muchas veces que me venía el flash de ‘El Niño’ porque al final es una película que se me va a quedar ahí para siempre.

Y en la calle, ¿sigues siendo ‘El Niño’?

Desde hace un año la gente me identifica más como Jesús Castro que como 'El Niño' y estoy en ello, aunque no es fácil. Es un personaje demasiado ‘heavy’ pero ojalá todo fuera como eso y tuviera la oportunidad de interpretar siempre roles tan potentes.

En ‘Perdóname Señor’ eres Rafa, un chico que se habría llevado bien con 'El Niño'

Es un chico que ha estudiado un módulo medio de buzo soldador pero en Barbate y la provincia de Cádiz hay un paro tremendo. Él trabajaba de forma legal en los caladeros de Marruecos pero se cerraron y necesita sacar a su familia adelante. Es un joven que no ha tenido mucho afecto de sus padres porque había muchos hermanos pequeños y él tenía que ejercer de hermano mayor. Tiene muy buen fondo pero sus amigos se dedican al mundo de la droga y él está ahí metido. Así empieza esta historia.

Jesús Castro se metió sin problemas en el papel de tirador de cañas profesional

Jesús Castro se metió sin problemas en el papel de tirador de cañas profesional

¿Cómo ha sido rodar con una actriz que ha dado el salto internacional como Paz Vega?

Ha sido un placer, sobre todo conocerla como persona es impresionante. A mi me ha ayudado rodando muchísimo a la hora de tirar la secuencia por un sitio o por otro, me apartaba y me decía que intentara hacer algo diferente y casi siempre resultaba. Un descubrimiento enorme a nivel actoral y sobre todo personal.

Además, tú también estás preparando algo fuera de nuestras frontera, ¿qué nos puedes adelantar de este proyecto?

Estoy trabajando en ello. Sería para agosto o septiembre, en la televisión y tengo muchísimas ganas pero de momento hay que ser cauto y prefiero ir pantalla a pantalla.

Eso suena muy Cholo

Sí, pero tengo que dejar muy claro que soy del Real Madrid a muerte, aunque es un ejemplo que me vale.

Hemos visto en las redes sociales que no pierdes el tiempo y que ya marcas bíceps, abdominales, pectorales… 

Ni yo sabía que tenía todos esos. A raíz de la serie ‘Perdóname Señor’ estaba como más dejado y llegó el tiempo bueno y pensé “¡estás fofisano, ponte un poco las pilas!” Así que después del rodaje, como método de desconexión, me fui al gimnasio, empecé a cuidar la alimentación un poco y mira, al final funciona.

Entrenando duro para futuros retos!! Pasen un gran lunes familia!

Una foto publicada por Jesús Castro (@jesuscastroactor) el

 

¿Es muy importante para una actor joven lucir buen cuerpo?

A mi realmente el gimnasio no me gusta porque es un deporte muy estático y me aburre muchísimo. Yo soy de fútbol, pero claro, con mi trabajo no puedo porque si te pegan una buena patada y le dices al director que no puedes rodar pues te da un “cachetón” y con razón. Así que he tenido que tirar de pesas, como hacen también muchos de mis compañeros para ponerse en forma.

Mucha rutina de gimnasio pero, ¿cuáles son los pequeños placeres que te das?

En verano me doy más placeres de la cuenta. Sobre todo en lo que se refiere a la comida. Imagínate, en Cádiz, las tapitas, el pescaíto frito, la cervecita, el tinto de verano… y eso son dos días de gimnasio tirados por la borda. Pero bueno, tengo 23 años y no me obsesiono con el cuerpo, no necesito castigarlo mucho porque responde… que también hay que vivir.

Categoría: Cine y TV , Gourmet y Hombres EGO

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos