EGO
Buscador

Los bañadores rojos atacan de nuevo

Toda una generación sigue soñando con las carreras en cámara lenta de las guapas y guapos socorristas de Santa Mónica en ‘Los Vigilantes de la playa’. Y Hollywood ha decidido rodar un ‘reboot’ para la gran pantalla. Les presentamos a Kelly Rohrbach y Alexandra Daddario, dos mujeres dispuestas a hacer olvidar a Pamela Anderson. 

Àlex Montoya
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Kelly Rohrbach

Kelly Rohrbach

Un tuit que Dwayne Johnson, alias The Rock, publicó hace meses prometía que esta sería una película gigantesca, muy divertida y clasificada R (la que en Estados Unidos obliga a los menores de 17 años a acudir acompañados al cine). Y añadía: “Como cuando me emborracho”. Pura fiesta, la que el equipo de la película parece haberse pegado y la que aseguran que vivirá el espectador de Baywatch: Los Vigilantes de la Playa. Y es que el espíritu lúdico no podía desaparecer cuando a alguien se le ocurrió rodar un reboot de una serie que provocó sueños húmedos a toda una generación. La que ahora comprobará con cierta estupefacción si la siguiente, la de sus hijos, empatiza con las peripecias de esta pandilla de improbables socorristas de las costas del Pacífico, de cuerpos fornidos y/o esculturales. 

Si aquella serie marcó a tantos espectadores, con su mezcla de misterio, simpatía kitsch y sexualidad muy, muy, light (y, por supuesto, en slow motion), fue en gran parte por culpa de su casting femenino, protagonista de las fantasías de tantos adolescentes de los 90. Con Pamela Anderson y Nicole Eggert a la cabeza (y sin olvidarnos de Alexandra Paul o Erika Eleniak), las vigilantes de la playa protagonizaron multitud de sugerentes portadas. Y hoy tienen a sus herederas, Kelly Rohrbach y Alexandra Daddario.

LA EX DE DiCAPRIO
“Probarme el bañador rojo fue como cuando Superman se puso la capa por primera vez. Es una pieza icónica”, explica la heredera de Pamela Anderson en estos nuevos Vigilantes de la Playa. Kelly Rohrbach (Greenwich, Connecticut, 1990) llega a su primer rol protagonista después de una miniaparición en el Café Society de Woody Allen, y de dejarse ver en series como Dos hombres y medio o Broad City. Buena jugadora de golf, tanto que logró una beca para estudiar en la Universidad de Georgetown, y licenciada en Teatro, encontró una vía profesional en la pasarela: la revista Sports Illustrated la nombró debutante del año, y la atención mediática se despertó a su alrededor cuando se hizo pública una relación sentimental con Leonardo DiCaprio, que llegaría a su fin a principios de 2016, por aquello de no poder compaginar el amor con sus respectivas agendas (y, quizás, por la legendaria tendencia de Leo a coleccionar novias modelos).

Recuperada del golpe -apuntan algunos medios que en los brazos de Aaron Rodgers, estrella de fútbol americano, quarterback de los Green Bay Packers-, Rohrbach da el salto en una película que define como “pura diversión, sexy y un poquito descarada”, y para la que tuvo que ponerse (¿aún más?) en forma: “Me encanta comer, así que debí trabajar muy duro. Corría al menos cinco veces a la semana, e hice un montón de pesas y clases de boxeo. Lo mejor de todo era que para compensar tanta intensidad gimnástica, cada noche del rodaje me comía un bistec”, contaba entre risas.

03vigil

ELLAS DIERON EL GOLPE
Nicole Eggert y Pamela Anderson se hicieron famosas en la serie (que se emitió durante 11 temporadas, entre 1989 y 2001). La primera apenas estuvo entre 1992 y 1994. Pero Anderson (que alargó su aparición hasta 1997) rentabilizó mejor el éxito, reinando como sex symbol en los 90, y reservándose un cameo en este film.

EL IMPACTO ‘TRUE DETECTIVE’
Si la aparición catódica de Pamela Anderson marcó a millones de telespectadores, la de Alexandra Daddario (Nueva York, 1986) en True Detective, tampoco dejó indiferente a nadie: “Obama ha visto mis tetas”, tuiteó la actriz, cuando supo que el entonces presidente de Estados Unidos había pedido a HBO copias anticipadas de la serie (y de Juego de Tronos; los gustos televisivos de Barack Obama no están mal). “Suelo publicar fotos de mi perro, y traté de ser graciosa, aunque creo que fui una gilipollas. Pero la mayoría de gente fue muy buena con el asunto de mis pechos”, aclararía. Todo por culpa de una escena de alto voltaje sexual entre la Daddario y Woody Harrelson...

Alexandra Daddario

Alexandra Daddario

Menudo cambio de registro para una actriz que había dado sus primeros pasos en el eterno (37 temporadas duró, nuestra chica aparecía en un par) culebrón yanqui All My Children, y que había despuntado en dos películas para adolescentes: Percy Jackson y el Ladrón del Rayo y Percy Jackson y el Mar de los Monstruos. Más: su coprotagonista Logan Lerman fue también su novio durante un par de años. Vista también en la quinta temporada de American Horror Story, Daddario fue la hija de Dwayne Johnson en San Andrés, y esa colaboración fue clave para su fichaje en Baywatch: Los Vigilantes de la Playa. Y, como no podía ser de otro modo, la soltería que estrenaba en el rodaje alimentó rumores no confirmados de romance con su partenaire de carreras en bañador, Zac Efron.

Hija del jefe de la unidad antiterrorista de la Policía de Nueva York y de una abogada, y nieta de un congresista, Alexandra parece reírse del revuelo que algunas escenas de su nueva película podrían despertar entre quienes no recuerden las oscilaciones televisivas a cámara lenta de esos cuerpos al sol: “Hay que concentrarse en parecer sexy y decidida al mismo tiempo, porque después ralentizan la carrera y no puedes tener cara de memo. De todos modos, creo que en la película veréis más penes que tetas...”, remata carcajeándose.

Categoría: Cine y TV

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos